Recreación histórica

El miércoles 26 de diciembre de 1808, una partida de soldados franceses obligó a un guarda de Colmenar de Oreja a que les condujera a Aranjuez. Pero en vez de esto, seguido a una distancia prudencial por un grupo de vecinos, les llevó a Chinchón. Llegaron hasta la plaza, que se hallaba muy concurrida por ser día festivo. Entonces el guarda, a voces, dijo: “¡A ellos que vienen de huida!”, al mismo tiempo que con su escopeta mataba a dos. Cuando un soldado francés intentó desenvainar su espada, los colmenaretes y los chinchonetes se lanzaron sobre ellos y a pedradas acabaron con otros dos.

Los hechos que ponemos en escena ocurrieron en esta villa entre 1808 y 1811, cuando Colmenar de Oreja pertenecía a la provincia de Toledo. Todos los personajes que aparecen en la representación existieron y están perfectamente documentados, a excepción de la escena de su liberación, pues en realidad todos ellos fueron ejecutados por los franceses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.